Jorge Pérez

  • Share
  • Read Later
LYNNE SLADKY / AP

Comenzó su carrera como el constructor más importante de viviendas económicas en La Florida pero en los últimos 26 años, el urbanizador Jorge Pérez se ha convertido en el Donald Trump del trópico, con casi 50 edificios de condominios en diferentes etapas de construcción en el sur de la Florida, Fort Myers y Las Vegas. Su compañía, Related Group of Florida, reportó $2.1 mil millones en ganancias en el 2004, colocando a Pérez en el tope mismo de la lista de los 500 hispanos más relevantes del mundo de los negocios. En algunas de sus lujosas torres, se han vendido apartamentos por $15 millones y su proyecto en Las Vegas es un complejo hotelero de cinco estrellas con casino inspirado en Las Ramblas de Barcelona. Pero según el propio Pérez, su prioridad fundamental es revitalizar el centro de Miami, que ofrece muy poco espacio residencial y que tiene un gran potencial para convertirse en un centro cultural y de negocios para las Américas. "La veo como una gran ciudad internacional donde se reúnan aquellos que buscan oportunidades de negocio: similar a la Fenicia de la antigüedad, donde las culturas se mezclan”, explica. Con 55 años de edad, Pérez nació en Argentina, de padres cubanos, y llegó a Estados Unidos en 1968. El urbanizador es un apasionado de la política y el arte tanto como lo es de la construcción. En su rol de activo contribuyente del partido demócrata, Pérez asesoró al presidente Bill Clinton en asuntos relacionados con Cuba. Su colección de arte incluye trabajos de importantes maestros latinoamericanos como Fernando Botero, Frida Kahlo y Roberto Matta, y es promotor del arte en espacios públicos. En todo lo que hace, Pérez refleja su credo de que “cada vez que realizas una actividad, no sólo estás definiéndote a ti mismo sino que estás definiendo el mundo que te rodea”. Y la arquitectura de Miami es una muestra de que está cumpliendo con su precepto.