George López

  • Share
  • Read Later
CARLO ALLEGRI / GETTY IMAGES

“Desi Arnaz, Freddie Prinze y yo", dice George López, "pertenecemos a un club que sólo tiene tres miembros". Suena arrogante, pero es cierto. Desde 1951 y hasta la fecha, los tres comediantes han interpretado roles principales en las únicas series televisivas en cadenas americanas cuyos protagonistas son hispanos.

Y “El Show de George López” es una historia de éxito sobre la base de una tragedia. De 44 años, López fue abandonado por sus padres cuando era niño y creció al cuidado de su abuela, de quien el propio comediante cuenta que era despreciable e incapaz de mostrar afecto. Aún así, López le da crédito a las experiencias de estos primeros años como la inspiración para sus muchas veces controversial sentido del humor. "Cuando se crece dentro del seno de una familia comprensiva", dice, "uno hace comedia de las observaciones cotidianas: la lavandería, los aviones y la relaciones. Cuando se crece renegado emocionalmente, se llega a un tipo de comedia mucho más profunda".

El programa en la cadena ABC nunca ha sido un éxito rotundo pero se ha mantenido de manera sólida en pantalla desde su debut en el 2002, compitiendo con un fenómeno como American Idol. El próximo otoño le seguirá Freddie, una serie sobre una familia latina protagonizada por Freddie Prinze Jr., el hijo del ídolo de López, al que el comediante convenció para que realizara el programa. Aún recuperándose de un transplante de riñón, López se ha asegurado de que su equipo de trabajo emplee Latinos y miembros de otras minorías. "Entrar a nuestro plató es como ir a Costco", dice. El comediante aspira a que los jóvenes latinos que siguen su programa, vean -como él lo hizo con Prinze padre cuando hacía Chico and the Man- que ellos también pueden tener “metas, no sólo sueños. Lo que es un sueño para un niño mexicano, para los niños anglos es una meta”